Vacaciones en pandemia: ¿Cómo disfrutarlas en casa?

  • Sebastián Huencheslao, psicólogo de Fonoinfancia servicio de atención psicológica gratuita por teléfono y chat (800200818 www.fonoinfancia.cl), explica por qué en este periodo hay que estar atentos a los sentimientos y comportamientos de niños y niñas.
  • La frustración y rabia son sentimientos que podrían manifestarse en ellos y ellas, mientras permanecen en casa.

Durante este verano, muchas familias no saldrán de vacaciones, debido a la pandemia por Covid-19 que afecta hace casi un año a Chile y el planeta. Así lo confirman las cifras entregadas por la encuesta de la Consultora Activa, realizada recientemente, y que indican que solo uno de cada cinco chilenos tomará días de descanso en enero y febrero de 2021.

Considerando que prácticamente todo el 2020 los niños y niñas no asistieron al jardín infantil o al establecimiento escolar, su rutina ya se ha visto muy alterada. Esto ha generado un impacto en las familias, que hace aún más necesario el poder tener instancias de relajo y distracción.

Según Sebastián Huencheslao, psicólogo y profesional de atención no presencial de Fonoinfancia, de Fundación Integra, es importante transmitirles a nuestros hijos/as, lo que está sucediendo. Es decir, que este año debido a la pandemia se estrechan las posibilidades de salir de la casa o de la región y, lo más probable, es que se mantenga la dinámica del año de estar en un espacio cerrado o íntimo de la familia. “Frente a este contexto es normal que surjan en los niños y niñas sentimientos de rabia, tristeza o frustración y que se manifiesten de distintas formas. Y por ello, es recomendable que los padres y madres estén conscientes que dicha situación se puede presentar y para ello, deben estar atentos a sus emociones para contenerlos”, señala.

Y agrega: “Es fundamental que los padres adelanten situaciones. A menudo dejamos pasar el tiempo y no les decimos lo que viene. Sin embargo, es recomendable hablar con ellos/as y decirles lo que está sucediendo, puede ocurrir y lo que van a significar esas situaciones. Hablar de incertidumbre con los niños/as, no siempre les genera ansiedad”.

Sin duda, luego de diez meses de pandemia, las familias están habituadas a estar en casa y mantener sus rutinas, por lo que hoy no debería ser una exigencia tan fuerte planificar actividades con los niños y niñas en el día a día. Ni tampoco mantener una agenda abultada de acciones destinadas al entretenimiento.

Para el profesional, no es necesario tener el día completo agendado o generar exigencias adicionales. Los espacios donde no hay actividades también pueden estimular su creatividad, cuando hay elementos en el ambiente que lo faciliten. Ellos pueden decidir en qué entretenerse. “En este caso el adulto responsable puede jugar un rol de facilitador, ya que puede preguntarles qué quieren hacer y proporcionarles los elementos para que puedan desplegar su imaginación. El mensaje a la familia es no exigirse demasiado. La idea es generar entornos estimulantes, pero no pensar en tener todo estructurado”, explica.

Huencheslao menciona que durante estas vacaciones es posible que debido al contexto que vivimos, nuestros hijos e hijas puedan estar mucho más tiempo frente al computador o la televisión, y si eso ocurre debieran hacerlo en compañía de adultos que los guíen y supervisen.

“Ellos conocen el mundo a través de los otros y al encontrarse con contenido que no es recomendable para su edad, podría provocarles confusión o ansiedad. Lo que se sugiere es que el adulto los acompañe en esta actividad o se interese en lo que está viendo o jugando. La idea es encontrar un espacio de diálogo en relación al uso de la tecnología. A los niños y niñas más grandes se les pueden dar ciertas libertades, pero también bajo la supervisión de un adulto, ya que es importante que éste /a filtre o regule contenidos. Sin embargo, la tecnología no tiene que ser un factor dañino si los adultos pueden acompañar el uso de esa información”, afirma.

Por otra parte, durante las vacaciones, el psicólogo indica que es importante que padres, madres y cuidadores/as estén alertas frente a signos o señales, tales como sensación de desánimo constante o cansancio, aburrimiento crónico.

“Debido al contexto, es natural que puedan sentir este tipo de emociones, pero que aparezcan no significa que no haya que poner atención. Ante situaciones de este tipo, pueden consultar a especialistas de Fonoinfancia, a quienes contactan a través del teléfono (800200818) o vía chat en el sitio web www.fonoinfancia.cl. De esta manera, los podemos ir orientando respecto a estas señales y en cómo entenderlas y mejorarlas para que tomen otro curso”, menciona.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 30 años de experiencia, es la red más grande de salas cuna y jardines infantiles del país con más de 1.200 establecimientos gratuitos, a los que asisten más de 92 mil niños y niñas en todo Chile.

A %d blogueros les gusta esto: